EN BOCA LLEGÓ LEMMA PERO SE COMPLICÓ LA TRANSFERENCIA EVER BANEGA

Con la llegada de Cristian Lema confirmada como el primer refuerzo, Boca apuntaba a Éver Banega para que sea el segundo en este mercado de pases y, cuando todos los caminos conducían al regreso del volante campeón de la Copa Libertadores 2007, la novela dio un giro inesperado: el rosarino estaría a un paso de Newell’s.

Desde el entono de Banega se comunicaron en diciembre con el flamante presidente del club de la Ribera, Juan Román Riquelme, para manifestarle su deseo de volver a vestir la camiseta azul y oro. El jugador de 35 años arregló su salida de palabra con Al-Shabab de Arabia Saudita, la cual le aceptaron por su buena relación con el jeque ya que por motivos personales quería regresar a la Argentina, y solo resta que firme la rescisión de su contrato que finaliza en junio de 2024.

Sin embargo, el pase se complicó y la Lepra, que le hizo una oferta formal -lo que no hizo Boca que lo arregló de palabra- a mediados de diciembre tomó ventaja y está cerca de cerrarlo como incorporación.

“La llegada de Banega está muy encaminada, faltan algunos pequeños detalles, los abogados está confeccionando el contrato y una vez que se den todos los parámetros, vamos a concretar la operación, pero todavía no está terminada. Ya nos pusimos de acuerdo en los números, las condiciones y las formas, solo tienen que terminar de confeccionar los contratos los abogados. Una vez eso, se firman”, declaró Ignacio Astore, presidente del club de Rosario, en TyC Sports Verano.

¿Qué pasó para que Banega se encamine a Newell’s? El volante habría pedido un 20 por ciento más ante la propuesta que le acercó Boca, pero el club no se movió de la oferta inicial. Sumado a que el nuevo entrenador Diego Martínez no lo haya pedido, el cuadro leproso le dio certezas de protagonismo en el equipo e incluso habría mejorado los números del Xeneize.