FRUSTRAN UN ESCAPE DE IMPORTANTE NARCO EN HELICÓPTERO DESDE EL PENAL DE EZEIZA

Se trata de Esteban Lindor Alvarado, que cumple una condena de prisión perpetua. Hay cuatro cómplices detenidos. Hubo información previa

11/03/2023

Las Fuerzas Federales evitaron en la noche de este viernes que Esteban Lindor Alvarado, uno de los principales capos narcos de Rosario, se fugara del penal de Ezeiza, según informó el Ministerio de Seguridad.

Interceptaron un helicóptero que lo estaba yendo a buscar a la cárcel con cuatro cómplices, que quedaron detenidos,

La Policía Federal Argentina y el Servicio Penitenciario Federal desplegaron un operativo de seguridad en el que detectaron y frustraron el escape del narcotraficante, que cumple una condena a prisión perpetua en el Complejo Penitenciario Federal I de Ezeiza.

Según las fuentes policiales, los investigadores obtuvieron información del plan de fuga que llevaba más de seis meses de planificación y que implicaba, entre otras cosas, la compra de un helicóptero en el extranjero, mediante maniobras de lavado de activos.

Durante la investigación, lograron acceder a las conversaciones que Esteban Alvarado, desde la cárcel, y sus cómplices tuvieron con el piloto del helicóptero, apodado El Lobo, quien estaba a cargo del rescate aéreo que iba a llevarse en medio del penal de Ezeiza. .

“Lo más seguros son los esquíes del helicóptero, no ponemos nada en riesgo. Bajo un segundo y se suben, pero solo pueden subir dos. Subí del lado del acompañante”, le especifica el piloto a una persona agendada como “Esteban”, que sería el capo narco.

Además de las detenciones de cuatro personas, todas pertenecientes a la banda de Lindor Alvarado, también se llevaron a cabo diversos allanamientos en varias provincias y en un aeródromo privado, se requisaron celdas del penal de Ezeiza y se secuestraron armas, autos, equipos tecnológicos y una gran cantidad de dinero en efectivo.

En el caso intervinieron el juez federal Ernesto Kreplak y los fiscales federales Diego Iglesias y Cecilia Incardona.

Esteban Lindor Alvarado fue condenado en junio de 2020 a prisión perpetua por liderar una asociación ilícita dedicada a realizar atentados, lavar activos y cometer homicidios.

Fue señalado por los investigadores como una pieza clave dentro de la trama criminal que azota a Rosario desde hace más de una década, enemigo de la banda “Los Monos” y apuntado por un ex miembro de su propia organización como “el asesino serial más grande de Argentina”.

Había sido condenado en 2012 a seis años de prisión por el robo de autos de alta gama, Alvarado continuó manejando su organización desde las sombras. Obtuvo la libertad condicional en junio de 2017.

El homicidio del prestamista Lucio Maldonado (37), quien fue secuestrado y luego acribillado en noviembre de 2018, expuso los movimientos de Alvarado, condenado ahora por ser el instigador de ese feroz ataque.

En febrero de 2019, ya cuando pesaba sobre él un pedido de captura, fue atrapado por la policía en un camping de Córdoba.