UNA FAMILIA TIPO NECESITÓ EN ENERO MÁS DE 162 MIL PESOS PARA NO CAER EN LA POBREZA

Se desprende de los datos del INDEC para la Canasta Básica Total del primer mes de 2023. Cuánto se necesitó para no ser indigente. Y cuanto aumentaron los precios en un año

16/02/2023

Una familia tipo necesitó $ 163.539 para no ser pobre en enero de 2023, de acuerdo al índice de Canasta Básica Total (CBT) que informó el INDEC este martes.

Por su parte, la Canasta Básica Alimentaria (CBA) registró que una familia precisó $ 72.043 para no caer bajo la línea de la indigencia.

Este dato se conoce dos días después de que el Instituto Nacional de Estadística y Censos difundiera la inflación de enero, que se elevó al 6 %. El Índice de Precios al Consumidor (IPC) mostró así un salto con respecto a diciembre pasado, cuando marcó 5,1 %, dato que dio continuidad a la desaceleración de fin de año que impidió que la inflación superara el 100 %.

De todas maneras, el 94,8 % de aumento de precios en 2022 superó ampliamente el 83% de 1991, el año en que se puso en marcha la Convertibilidad.

El 6 % de inflación de enero obligó a recalcular las previsiones oficiales.

Si bien Sergio Massa había dicho que el objetivo era que el dato de abril tuviera “un 3 adelante”, ahora el viceministro de Economía, Gabriel Rubinstein, reconoció que esperan que el IPC “se acerque a 3 %” recién para fin de año.

Las estadísticas más recientes llegan cuando el Gobierno nacional lanza nuevos intentos de fijar precios, con el congelamiento de siete cortes de carne y el programa Precios Justos.

Por otro lado, la semana pasada se conoció que el 37,7 % de la población es pobre.

Surge de los datos correspondientes al tercer trimestre del año pasado. Pese a la mayor actividad y al incremento de empleo, se ubicó apenas por debajo de los registros de 2020 (38,8 %, en plenas restricciones por el coronavirus) y de 2021 (38,2 %). Además, el dato supera el 33,1 % del mismo trimestre de 2019.

Según los microdatos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), la indigencia en el tercer trimestre se redujo del 8,3% al 7,8% en un año, pero todavía está por encima del 7,6% del tercer trimestre de 2019.